Anjaneyasana o postura de luna creciente: Qué significa y cómo realizarla correctamente.

Nivel de Dificultad: Intermedio

Posturas difíciles de realizar

Eka Pada Rajakapotasana

Posturas fáciles de realizar

Anja = Forma| Neya = Reducida | Asana = Postura

Anjaneya = Reencarnación de Hanuman

postura de luna creciente
Tabla de contenidos

1. Origen de la postura Ajnaneyasana o luna creciente

Hay distintas maneras de llamar a esta postura además de las mencionadas (aquí están las más comunes).

En sánscrito su origen viene de la mitología hindú y en español por su semejanza a la luna creciente. Es una postura de extensión que rinde tributo a Anjaneya (reencarnación de Hanuman) e hijo de Anjana.

Anjana la cual estaba maldecida por enfadar a un dios y solo se libraría de esta al dar a luz una encarnación a Shiva, por lo rindió culto eternamente.

En una meditación, un águila dejó caer el pastel en las manos de Anjana. La mujer comió el postre divino y dio a luz a Hanuman, la encarnación con forma de mono de Shiva; liberándose de la maldición.

Tanto Anjana como Hanuman fueron muy devotos a los dioses. De hecho, ambos personajes son conocidos como Iṣṭa-devatā término utilizado en el hinduismo para un devoto muy ferviente). Esta asana nos enseña la «devoción» como ejemplo a seguir, la devoción y fe en uno mismo en seguir nuestro camino.

Existe un proverbio hindú que compara la mente del hombre con un mono loco, por su tendencia a ir de un de un lado para otro posándose de pensamiento en pensamiento. Nos recuerda a la necesidad de calmar nuestra mente a través de la práctica.

2. ¿Cuales son los beneficios de practicar esta postura?

Al tratarse de una postura de nivel intermedio que cualquiera con un poco de práctica puede realizar, nos reporta una bonita lista de beneficios.

  • Fortalece y abre las caderas y psoas.
  • Fortalece la musculatura de la espalda, principalmente la de la zona lumbar.
  • Trabaja la musculatura interna del abdomen por medio de la elongación axial.
  • Mejora y regula el funcionamiento del sistema digestivo.
  • Arquea la espalda y flexibiliza la columna vertebral.
  • Calma los dolores de espalda.
  • Mejora el equilibrio.
  • Fortalece las piernas y los tobillos.
  • Tonifica los músculos abdominales, cuádriceps y glúteos.
  • Alivia el estrés, favorece la concentración y brinda paz mental.
  • Libera emociones

3. Contraindicaciones a tener en cuenta antes de realizar la postura del perro hacia abajo

Como cualquier postura de yoga, debemos tener en cuenta una serie de contraindicaciones para evitar lesiones o malas experiencias.

  • Problemas del corazón.
  • Lesiones o molestias en las rodillas. Puedes utilizar una manta al apoyar la rodilla en el suelo.
  • Hipertensión arterial.
  • Lesiones en la espalda u operaciones recientes de la columna.

4. Cómo realizar la postura del perro boca abajo en 4 sencillos pasos

Antes de comenzar debemos tener en cuenta ciertos aspectos.

Al igual que con cualquiera de las diferentes asanas de flexión hacia atrás y apertura de cadera, es aconsejable calentar adecuadamente con posturas preparatorias como la postura del guerrero, la postura del triángulo extendido y la postura de estocada baja.

Veamos a continuación los pasos a seguir para este asana.

Empieza sentándote en tu esterilla de yoga. Se recomienda empezar desde la postura del Diamante / #vajrasana.

*También puedes salir desde samasthiti , tadasana o desde adho muka svanasana adelantando la pierna izquierda y llevando planta del pie al suelo.

Arrodíllate con la pierna izquierda adelantada. Descansa las manos sobre las rodillas y relaja los brazos y hombros.

Inclina el tronco hacia delante, estira la parte trasera de la pierna derecha y apoyate en la pierna doblada. Las caderas deben relajarse hacia abajo. La planta del pie debe estar contra el suelo. Si no es así, adelántate con la ayuda de las manos.

Inspira, estira los brazos detrás de la cabeza, arquea la espalda y mira arriba. Mantén las palmas unidas.
*Atrévete a probar variaciones como elevar el talón del suelo.

Una vez tengas conseguida la postura:

Aguanta durante 20-30 segundos, respira normalmente. Aumenta la flexión de la columna con cada espiración. Suelta suavemente y repite con la posición de las piernas cambiadas.

En esta asana activamos el 4º chakra: anahata (en sánscrito significa «sonido sin que dos cosas toquen» metáfora de lo material e invisible. Es el chakra central de los 7 y se relaciona con lo espiritual y amor incondicional.

Activa Punto Can-Pal en el centro de tu cuerpo para encontrar el equilibrio a todos los niveles.

Namasté Ooooooomm

¿Has conseguido realizar la postura del perro hacia abajo?

Envíame una foto a mi instagram @yogapuntocanpal y te subiré a mi perfil para que todos puedan apreciar tu esfuerzo y habilidades 😁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.