Adho Mukha svanasana o Postura del Perro Hacia Abajo. Significado, variaciones y cómo realizarla correctamente

Nivel de Dificultad: Fácil

Posturas difíciles de realizar

Eka Pada Rajakapotasana

Adho = Abajo | Mukha = Cara | Svana = perro | Asana = Postura

postura del perro hacia abajo
Tabla de contenidos

1. Origen de la postura del perro boca abajo

El origen de esta postura es por la similitud de un perro en una postura de juego y desde luego es una de las más conocidas y tradicionales del yoga.

Es una postura que se utiliza con muchísima frecuencia en las rutinas de yoga ya que es una de las asanas del saludo al sol y además es muy utilizada para transiciones y reposo entre posturas.

También la inversión proporciona una perspectiva diferente en un nivel emocional, aumentando la confianza.

2. ¿Cuales son los beneficios de practicar la postura de la sirena?

Al tratarse de una postura fácil de realizar y contar con numerosos beneficios se ha convertido en una de las posturas más realizadas por principiantes y expertos. Entre sus beneficios encontramos:

  • Fortalece y estira la musculatura de la espalda, abdomen, piernas, brazos y cuello.
  • Mejora la circulación sanguínea por todo nuestro cuerpo.
  • Mejora la postura.
  • Mejora la digestión.
  • Elimina la tensión y alivia el estrés.
  • Ayuda a aliviar los dolores menstruales y de la menopausia.

3. Contraindicaciones a tener en cuenta antes de realizar la postura del perro hacia abajo

La realización de esta postura puede causar dolor en las muñecas, dolor o lesión articular en hombros, virus estomacal y no se debe realizar en los últimos meses de embarazo.

4. Cómo realizar la postura del perro boca abajo en 4 sencillos pasos

Antes de comenzar debemos tener en cuenta ciertos aspectos.

Al igual que con cualquiera de las diferentes asanas de flexión hacia atrás y apertura de cadera, es aconsejable calentar adecuadamente con posturas preparatorias como la postura del guerrero, la postura del triángulo extendido y la postura de estocada baja.

Veamos a continuación los pasos a seguir para este asana.

Ponte en posición cuadrúpeda en el suelo con la espalda recta, las manos debajo de los hombros y las rodillas a la altura de las caderas.


 Apoya bien los dedos de los pies porque van a ser tu soporte junto con las manos. Respira profundamente.


Levanta las rodillas y sube la cadera lo más alto que alcances, manteniendo las palmas de las manos firmemente apoyadas sobre tu esterilla.


*Si no llegas con los talones al suelo, dobla las rodillas para mantener la espalda recta.
Aguanta de 10 – 20 segundos o realiza 5 respiraciones para reposo entre posturas. Mirada hacia tu ombligo.


Baja la cadera y vuelve a la posición inicial mientras expulsas el aire de tus pulmones y descansa.

5. Finalización

Esta asana activa varios chakras, como manipura y ajna. Activar manipura disipa el miedo y la inseguridad, mientras que ajna estimula la percepción y la inspiración.

Integramos en Punto Can-Pal para anclarnos.

Recuerda no confundir con parvatasana, de las que os contaré más adelante y mucha gente confunde.

Activa Punto Can-Pal en el centro de tu cuerpo para encontrar el equilibrio a todos los niveles.

Namasté Ooooooomm

¿Has conseguido realizar la postura del perro hacia abajo?

Envíame una foto a mi instagram @yogapuntocanpal y te subiré a mi perfil para que todos puedan apreciar tu esfuerzo y habilidades 😁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.