Eka Hasta Vyaghrasana

Eka Hasta Vyaghrasana

Eka = Uno / Hasta = Mano / Vyaghra = Tigre /

Asana = Postura

Postura del tigre con una mano

Esta postura recibe su nombre en honor al sabio Vyagrhapada, un rishi (el que todo lo ve) que se decía que poseía los pies y manos de un tigre (pada significa pie).

Pero también se le llama así porque se asemeja a un tigre cuando estira el cuerpo y patas al despertar.

Vyaghrapada era el hijo del sabio Madhyandina que solía vivir en las orillas del río Ganges. El niño adquirió un notable dominio de los Vedas y otras escrituras religiosas durante su niñez. Un día, Vyaghrapada le preguntó a su padre cuál es la forma de deshacerse del ciclo de nacimiento y muerte y alcanzar moksha. Su padre respondió: – Oh, hijo, hacer penitencia y adorar al Gran Dios Shiva es la mejor manera de alcanzar moksha. Entonces Vyaghrapada le dijo a su padre que deseaba hacer lo mismo. Al escuchar estas palabras, su padre se sintió feliz y le dijo que el bosque de Thillai era el mejor lugar para cumplir su deseo.

Vyaghrapada avanzó hacia el sur y llegó al bosque de árboles Thillai. Creó una ermita cerca del estanque de agua de Shivaganga que estaba lleno de flores de loto.

Dedicó su vida a adorar el presente de Shiva bajo el árbol de higuera todos los días ofreciendo flores.

Un día, mientras recogía las flores, observó que las abejas bebían el néctar de las flores que él deseaba ofrecer al dios. Se sintió muy triste al ver esto y pensó en llegar temprano antes del amanecer y recoger las flores que ni siquiera las abejas habían tocado.

Mientras recolecta las flores, las espinas y las superficies rugosas de los árboles lo hieren. Aún así, continuó recolectando flores incluso de las partes más profundas del bosque. Después de varios años, comenzó a perder la visión y las espinas lo lastimaron mucho más. Shiva apenado, le dio la bendición de tener ojos de tigre y patas de tigre en las manos y los pies. Vyaghrapada se sintió muy feliz y continuó ofreciendo las flores al gran dios.

También estableció su propio linga cerca de él en Chidambaram.

Patanjali, creador de los Yoga Sutras, también fue a Chidambaram y se cuenta que se convirtió en un gran amigo de Vyaghrapada.

Más tarde, Dios Shiva, un día dio su presencia en Chidambaram y realizó la danza divina de la alegría y les dio moksha a Vyaghrapada, Patanjali y Jaimini.

Vyaghrpada también escribió su propio libro sobre la importancia de Chidambaram (Sthalapurana).

A parte de ser una postura ideal para embarazadas, post-parto y muchos beneficios a nivel físico, tiene una historia detrás (como todas las asanas) que puedes llevar a tu mente cuando practiques esta asana, e intentar sentirte como Vyaghrapada firme yendo a buscar flores frescas por los bosques de la India, con patas de tigre. Experimenta distintas sensaciones con la mente y cuerpo.

Beneficios:

  • Alivia zona lumbar.
  • Trabaja la zona del abdomen.
  • Relaja los músculos de las piernas.
  • Trabaja el equilibrio.
  • Abre las caderas y el pecho.
  • Aumenta flexibilidad en la columna.
  • El movimiento masajea los órganos internos, especialmente los órganos del sistema reproductivo y digestivo.

Contraindicaciones:

  • Cifosis dorsal y lordosis cervical.
  • Acortamiento en la zona del cuello, y miembros inferiores.
  • Problemas circulatorios en los miembros inferiores. y en caso de várices.
  • Cuidado en caso de pinzamientos en la zona dorsal y cervical.
  • Inflamación de los órganos ubicados en la zona pélvica y abdominal.

Pasos:
1º Empieza en la postura de los 4 puntos, con las manos y rodillas apoyadas en el suelo. Comprueba que tus manos estén debajo de los hombros y las rodillas alineadas con tus caderas.

2º Extiende una pierna hacia atrás. Al mismo tiempo, extiende hacia adelante el brazo del lado opuesto a esa pierna.

3º Inhala y lleva la mano hacia el pie de la pierna que esta levantada por encima de tu cuerpo. Aguanta en la postura de 3 a 10 respiraciones profundas. Puedes ir aumentando con la práctica.

4º Con la exhalación regresa a la posición neutral.

5º Repite igual con el lado opuesto.

6º Una buena contra postura es la del niño, Balasana.

Esta postura estimula los chakras Svadisthana, también conocido como el chakra sexual, promueve la creatividad y ayuda a la auto-realización. Este chakra también se asocia con el bienestar, la abundancia y el placer. También el chakra Vishuddha o el chakra de la garganta, que se asocia con el conocimiento y la comunicación que equilibrado, promueve la búsqueda de la verdad y la sabiduría.

Alinea los chakras y ancla en Punto Can-Pal (sobre el hueso del pubis).

Namasté Ooooom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *