Parvatasana

Parvata = Montaña  / Asana = Postura

La postura de la montaña

Esta postura origina su nombre, como podéis imaginar, por la forma en que la pose nos recuerda a una montaña. Se suele usar en Surya Namaskar de Hatha Yoga, después de Ashwa Sanchalanasana.

La debilidad del cuerpo en cualquier forma se puede eliminar mediante la práctica de asanas.

Patanjali nos dice en los Yoga Sutras: «Sthiram Sukham Aasanam«. Cuando podemos mantener una pose durante un largo período de tiempo, sin tensión ni malestar, este estado se llama asana.

No confundir el nombre de la postura de la montaña de pie llamada Tadasana con el otro que es Parvatasana, la montaña anclada, la cual hablaremos hoy.

En la actualidad me he percatado de que es muy confundida con perro boca abajo, llamando indistintamente a las dos como si fueran la misma postura.

En occidente es más conocida la postura perro boca abajo, aunque he oído y leído muchas veces llamarle postura de la montaña. La cual también da nombre a otra postura, pero eso ya os lo contaré otro día.

No fue hasta estar en la India, cuando pude confirmar por mi misma las diferencias entre una postura u otra y reconocerlas cada una por su nombre, confirmando con mis profesores de Hatha y de Ashtanga.

Ambas poses tienen diferentes propósitos y beneficios. Parvatasana es la pose que viene en los saludos al sol clásicos. Es una asana usada y útil para las transiciones.
Debemos recordar las diferencias y no confundirlas entre sí:

Parvatasana

Adho Mukha Svanasana

Pies juntos

Pies separados a la altura de las caderas

Mirada hacia las manos

Mirada hacia el ombligo

Cabeza y cuellos en línea con la columna vertebral

Columna vertebral superior ligeramente arqueada

Brazos estirados y fuertes

Anterazos paralelos al suelo

 

Beneficios:
– Fortalece y estira la musculatura de la espalda, abdomen, piernas, brazos y cuello.
– Mejora la circulación sanguínea por todo nuestro cuerpo.
– Mejora la postura.
– Mejora la digestión.
– Elimina la tensión y alivia el estrés.
– Ayuda a aliviar los dolores menstruales y de la menopausia.

Contraindicaciones:
– Dolor en las muñecas o síndrome del túnel carpiano.
– Dolor o lesión articular en hombros.
– Virus estomacal.
– Últimos meses del embarazo.

Pasos:
1º Ponte en posición ecuestre (Ashwa Sanchalanasana).

2º  Lleva el pie delantero hacia atrás y pegalo al pie de atrás dejando las piernas juntas.
3º Levanta las rodillas y sube la cadera lo más alto que alcances, manteniendo las palmas de las manos firmemente apoyadas sobre tu esterilla.
*Si no llegas con los talones al suelo, dobla las rodillas para mantener la espalda recta. Se suele usar para transiciones, pero si quieres mantener y explorar en la postura empieza por 3 respiraciones mínimo y ve aumentando poco a poco.
Mirada hacia las manos.
4º Baja la cadera y vuelve a la posición inicial mientras expulsas el aire de tus pulmones y descansa.

Esta asana activa varios chakras, como manipura ajna. Activar manipura disipa el miedo y la inseguridad, mientras que ajna estimula la percepción y la inspiración.
Integramos en Punto Can-Pal para anclarnos y alinear chackras.

Namasté Oooom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *