Matsyasana

Matsyasana

Matsya = Pez / Asana = Postura

Postura del pez

En Ashtanga Vinyasa Yoga se emplea como contra postura de la vela y forma parte de la secuencia de asanas finales. Tiene distintas variaciones que puedes ir practicando.

Los textos sánscritos afirman que esta asana permite flotar en el agua como un pez. ¿Por qué no probar? Tradicionalmente se practica en loto, lo que ayuda a flotar. Ideal para practicar en el mar, eso sí, debes estar muy avanzado con el loto.

Esta postura está dedicada a Matsya, que es el avatar con medio cuerpo de pez, torso de humano y cuatro brazos de Vishnú.

Nos encontramos con distintas explicaciones de por que Vishnú tomó forma de pez.

Una de las leyendas cuenta que con forma de pez fue capaz de remolcar un barco con el cual Manu, el progenitor de la nueva raza humana, se había refugiado de una devastadora inundación. Esta historia está en el Mahabharata donde el pescado es descrito como teniendo un cuerno.
En el Bhagvada-Purana la leyenda es más elaborada por añadir una lucha entre Matsya y el demonio Hayagriva, quien robó los Vedas que guardaban la sabiduría sagrada del mundo, cuando Brahma (el creador del mundo) dormía generando un periodo de disolución cósmica.

Un avatar en la mitología hindú, es una encarnación de un Dios en la Tierra. En las epopeyas son intermediarios entre el hombre y lo divino. Creen que Dios se manifiesta en diferentes formas apreciadas, incluso en las más sencillas. Y es que la historia del yoga está rodeada de grandes epopeyas épicas entre Dioses, demonios, reyes, etc.

Beneficios:

– Regula las glándulas tiroides y paratiroides.
– Estira el cuello y los músculos del pecho.
– Estira el abdomen, los músculos intercostales y el psoas.
– Alivia las molestias abdominales.
– Fortalece y tonifica la columna vertebral, la parte superior de la espalda y los
glúteos.
– Mejora la postura.
– Mejora el asma y la bronquitis.

Contraindicaciones:

– Presión arterial alta o baja
– Migraña
– Insomnio
– Lesión lumbar o de cuello

Pasos:
1º Empieza en Savasana o desde Salamba Sarvangasana bajando lentamente vertebra a vertebra sobre la esterilla, con tus manos debajo de las lumbares. Lleva las piernas a medio loto, loto completo o piernas y pies estirados.

2º Rueda la cabeza para encontrar el equilibrio sobre la coronilla, arqueando la espalda apoyando sobre los codos si no estás en el loto.
Si llegas a loto completo agarra tu pie derecho con tu mano izquierda e igual con el otro lado.
Si como yo, aún no llegas, encuentra tu postura cómoda con piernas cruzadas y poco a poco irás llegando a loto completo
Puedes practicar con medio loto también.

3º Mantén la postura la mitad de respiraciones que hayas aguatado en la vela. Si no has realizado la vela antes, realiza 5-10 respiraciones.

4º Para salir de la postura inhala llevando barbilla al pecho mientras sostienes el peso de tu cuerpo con los brazos y los músculos abdominales. Exhala posando lentamente la cabeza en el suelo. Libera las manos de una en una. Descansa un momento tumbado y para contrarrestar la flexión puedes entrar en Balasana.

Si no te sientes cómodo dejando caer la cabeza hacia atrás, intenta reposarla sobre una manta enrollada mientras estás en la postura.

No olvides visualizar Punto Can-Pal sobre el hueso del pubis para alinear todos los chakras. ¿Cómo? Imagina que haces girar en espiral este punto energético, situado en la mitad del cuerpo. Y deja que cada vez gire y gire más, llevando todas las sensaciones hacia el centro.

Namasté Ooooom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *