Eka Pada Chakrasana

Eka = Uno / Pada = Pie  /  Urdhva = Arriba / Chakra = Rueda / Asana = Postura

Eka Pada Urdhvachakrasana

Eka Pada Chakrasana,

Eka Pada Urdhva Dhanurasana

*Danhur = Arco 

Postura de la rueda con una pierna

Uno de los nombres de esta postura alude a los chakras, no solo por la forma de media rueda si no también por influencia energética en los chakras. 

Por otra parte en sánscrito también se le llama la postura del arco hacia arriba, por la forma similar a éste en la postura.

“Nuestro cuerpo es el arco y los asanas las flechas para dar en el blanco, el alma.”
B.K.S Iyengar

No los podemos ver físicamente pero si se ha demostrado que los chakras se encuentran en zonas en las que se tenemos diferentes glándulas u órganos importantes, en los cuales solemos somatizar muchas de nuestras emociones. Según la tradición en yoga, las asanas trabajan estos puntos energéticos en nuestro cuerpo, donde se registran emociones que podemos limpiar y soltar.

Chakra tiene dos significados: en el primer sentido simboliza la ley universal y su reflexión en la moral del hombre. En el sentido místico en el yoga tántrico,  es el centro del cuerpo. Cada chakra contiene un loto donde se asientan varias deidades. La Diosa Devi (o Kundalini) se enrolla alrededor del chakra muladhara y cuando es correctamente despertada en el tantrismo o a través del yoga, asciende al sahasra-padma (7ºchakra).

De tal manera que muy a menudo los practicantes de yoga solemos coincidir en que determinadas posturas en según que momentos, nos influyen emocionalmente. Sea como sea, algo sucede en nuestro interior al enfocarnos en respiración y cuerpo durante unos segundos/minutos. Lo que queramos averiguar ya es cosa individual y personal de cada uno.

Esta postura nos invita a investigar en lo físico y lo emocional.

Cuenta la leyenda que, Sanjana (hija de Vishua Karma, el arquitecto de los Dioses) se casó con Surya, dios del sol.

Debido al calor y el brillo del Sol, ella no podía ni acercarse a su esposo. Se quejó ante su padre por este problema y éste construyó la Súdarshan Chakra, que es una rueda serrada/dentada con la que recortaría los rayos del Sol, permitiéndole a su hija y yerno que pudieran disfrutar de su amor. Un amo

Pero Súdarshan Chakra no solo sirvió para permitir el amor de Sanjana y Surya. De hecho, este anillo giratorio era un arma muy filosa que le sirvió a Visnú, el dios Preservador, para decapitar a varios rakshasas (seres demoniacos) y asuras (deidades sedientas de poder). También, Krishna (avatar de Visnú) degolló al rey Shishupala con esta arma. Por lo que, el Súdarshan Chakra es considerada una de las armas más poderosas del hinduismo.

En la imagen vemos una escultura camboyana del dios Visnú (del siglo VII), sujetando el Súdarshan Chakra.

Nos encontramos con este arma circular divina descrita en los textos antiguos, la cual era tan poderosa tanto para el amor como para acabar con los demonios. Igual que en la práctica de yoga, trabajar los chakras y ser conscientes de ellos, nos puede ayudar a enriquecernos en amor y superar nuestros miedos liberándolos.

Beneficios:

  • Fortalece brazos, muñecas, piernas, caderas, abdomen, columna y hombros.
  • Activa sistema endocrino.
  • Alivia el estrés, la ansiedad, la depresión y la fatiga.
  • Energiza tu cuerpo.
  • Estimula la tiroides y las glándulas pituitarias.
  • Abre pecho y pulmones.
  • Incrementa la flexibilidad.
  • Calma tu sistema nervioso.
  • Equilibra tus hormonas.
  • Mejora la digestión.
  • Recomendado para personas con infertilidad, asma, dolor de espalda y osteoporosis.

Contraindicaciones:

  • Lesiones graves en la espalda, el cuello o la cabeza.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Problemas cardíacos.
  • Presión arterial alta o baja.
  • Virus estomacal.

Pasos:

1º Comienza tumbado en savasana, dobla las rodillas, acerca los talones a los glúteos con talones al suelo y con cierta distancia entre sus talones.

2º Levanta los brazos doblados por los codos. Gira las muñecas y presiona con las palmas de las manos bajo los hombros. Palmas cómodamente colocadas al lado de la cabeza y los dedos apuntan hacia los hombros. La distancia entre las palmas de las manos debe ser la misma que la distancia entre los pies.
3º Presiona pies y palmas contra el suelo. Exhala y levanta gradualmente las caderas del suelo. Deja que tus brazos y piernas soporten el peso de su cuerpo por igual.
4º Empuja con los brazos y las piernas para llevar la coronilla al suelo.
5º Presiona los pies y las palmas de las manos contra el suelo, levanta la cabeza del suelo y estira los brazos tanto como sea posible.
6º Estira la columna y trata de girar la cabeza hacia el suelo.
7º Distribuye tu peso equitativamente y extiende brazos y piernas.
8º Una vez que recupere el equilibrio, levanta lentamente la pierna derecha del suelo y doble la rodilla derecha para apuntar hacia el techo.
9º Equilibra el peso del cuerpo sobre tu pierna izquierda y brazos.
10º Estira lentamente la pierna derecha tanto como sea posible.
11º Permanece en esta postura durante 5-8 respiraciones largas.

Para salir de esta postura, baja la pierna derecha. Repite la secuencia en tu lado izquierdo por la misma cantidad de tiempo.

*Antes de adoptar esta postura, debes practicar chakrasana. Cuando te sientas seguro en la postura de la rueda, intenta levantar la pierna lentamente. Puedes desplazar tu peso más hacia los brazos para aliviar un poco la pierna de apoyo.

Esta intensa postura donde trabajas toda la columna vertebral, abriendo todos los chakras, en cambio también en algunas tradiciones mencionan que es el chakra dominante en cada uno el que se abre en esta posición. 

Ayuda a anclar el trabajo energético de los chakras activando Punto Can-Pal sobre el hueso del pubis, y hazlo girar en espiral.

¿Has notado algo? 😉

Namasté Oooooom

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *